José Luis Walser
José Luis Walser

Paradójicamente, señala que Mariano Rebord “ha contratado más de 100 personas entre los meses de marzo y agosto de este año, en su mayoría por compromisos de campaña”. “La información que hemos recibido durante la transición no refleja la realidad”, dice entre otras cosas.

 

Lo de la transición tranquila y ordenada parece ser un sueño que quedó en el olvido. Luego de varias idas y vueltas que incluyó la negativa del actual jefe comunal a firmar un acuerdo –y cuando parecía haber retornado la calma- el intendente electo José Luis Walser emitió un comunicado en que habla de una “clara situación de crisis” por la que atravesaría el municipio.

Señala un “estricto recorte presupuestario” que afectó la obra pública y que “se ha realizado un esfuerzo extra para poder pagar los salarios de agosto”.

Paradójicamente, el vecinalista asegura que Marino Rebord ha contratado “más de 100 personas entre los meses de marzo y agosto de este año”, los cuales considera que han sido, en su mayoría, “por compromisos de campaña”.

A continuación, el texto:

Hemos sido pacientes y respetado los tiempos y decisiones del Intendente, pero no podemos permitir que continúe comprometiendo el futuro del Estado Municipal y de todos los colonenses.El Municipio tiene hoy más de 1.000 empleados, de los cuales 270 están en planta y el resto es personal contratado. De este modo el empleo público está altamente precarizado, en condiciones y reglas de trabajo inadecuadas. El Intendente municipal contrató más de 100 personas entre los meses de marzo y agosto de este año.Los contratos de trabajo vencidos se renuevan por 11 meses más, lo que significa que la nueva gestión deberá absorber un importante número de trabajadores contratados en su mayoría por compromisos de campaña. Contamos con información que comprueba que los fondos para pagar los sueldos de todos los empleados municipales no son suficientes y que se ha realizado un esfuerzo extra para poder pagar los salarios de agosto.

Hemos sido informados que hay un estricto recorte presupuestario general, que la compra de suministro se ha reducido al mínimo, y en el caso de la obra pública se encuentran totalmente suspendidos los gastos.

Es necesario comunicar que la información que hemos recibido durante la transición no refleja la realidad y es por demás insuficiente. Hemos mantenido extensas reuniones y a la fecha no hemos conseguido contar con información escrita sobre la situación financiera, del personal, concesión de espacios públicos, gastos y estado de cuentas con proveedores del Estado Municipal. No obstante, hemos podido recabar información suficiente para concluir que el municipio está en una clara situación de crisis.

El vecino de Colón está preocupado por esta situación y por el estado en que vamos a recibir el municipio el 10 de diciembre. Lo sabemos porque tenemos una buena comunicación con la comunidad que tiene muchas ganas de participar, de opinar y hacer su aporte. Lamentamos la falta de compromiso de las actuales autoridades.

Quiero que sepan que nada va a impedir que tengamos una gestión exitosa. Me comprometí con el vecino a trabajar para contar con un municipio capaz de dar respuestas, y una ciudad ordenada, donde podamos sentirnos parte y que sea el orgullo de todos los Colonenses y lo vamos a lograr entre todos.